• Tiempo de lectura:5 minutos de lectura
¡Bienvenido al maravilloso mundo de la importancia del aprendizaje continuo en las organizaciones!

¡Bienvenido al maravilloso mundo de la importancia del aprendizaje continuo en las organizaciones!

Esencia de una Institución Inteligente

Cuando el pueblo le preguntó a Buda: ¿Quién eres? ¿Eres un hombre? ¿Un Dios? ¿Un Ángel?, Buda respondió: “Estoy despierto”.

Las Disciplinas de una Organización Inteligente

Disciplina I Dominio Personal
La máxima escrita en el templo de Apolo en Delfos “Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses”

Disciplina II Modelos Mentales
En la mente llevamos imágenes, supuestos e historias. Estas historias e imágenes no sólo determinan el modo de interpretar el mundo, sino el modo de actuar.

Disciplina III Visión Compartida
Una visión compartida no es una idea, “Es un obsequio para el espíritu humano”. Es una fuerza en el corazón en el corazón de la gente, una fuerza de impresionante poder. Es palpable, es un concepto familiar al cual apostamos para que florezca es algo intrínseco. Se convierte en algo que nos inspira y eleva las aspiraciones de todos.

Disciplina IV Aprendizaje en Equipo
La disciplina de aprendizaje en equipo comienza con el diálogo, la capacidad de los miembros del equipo para suspender los supuestos e ingresar a un auténtico pensamiento conjunto.

La disciplina de aprendizaje en equipo implica dominar las prácticas del diálogo y la discusión. Cuando en un grupo de directivos dejan de existir estas variables. Se inicia lo que llamamos “ La muerte de los pensadores”.

El aprendizaje en equipo implica aprender a afrontar creativamente las poderosas fuerzas que se oponen al diálogo y la discusión. Se eliminan lo que llamo “rutinas defensivas”.

Disciplina V Pensamiento Sistémico
Todo movimiento que llevo a cabo en mi trabajo va a impactar a los demás miembros de manera positiva o negativa por lo tanto si cambio mi enfoque a un pensamiento sistémico en el cual todos somos responsables de lo que sucede es la disciplina que integra a las demás disciplinas fusionándolas en un cuerpo coherente y consciente de teoría y práctica. Es un cambio de perspectiva, en vez de considerar que un factor externo causa nuestros problemas y los de la organización, entendemos que nuestros actos y los de todos los miembros del equipo incluyendo al líder, son los que crean los problemas que experimentamos.

En una organización con pensamiento sistémico los jefes deben formar a sus equipos y brindarles las herramientas necesarias para poder otorgar facultades para que los integrantes de los equipos descubran cómo crear su realidad y como modificarla en caso de ser necesario y esto no lo lograremos sin un cambio de enfoque.

Como dijo Arquímedes “Dadme una palanca y moveré el mundo”

Los 7 pecados capitales de algunas empresas

1.- Yo soy mi puesto. “Únicamente me preocupo por lo mío lo demás no me importa.

2.- El enemigo externo. “Culpamos a los demás por las fallas que existen”.

3.- La ilusión de hacerse cargo. No tengo la conciencia de esforzarme por hacer más y mejor.

4.- La fijación de los hechos inmediatos. Si nos concentramos en los hechos únicamente, podemos predecir un hecho antes de que ocurra, para tener una reacción óptima. Pero no crecemos porque no podemos crear y aprender.

5.- La parábola de la rana hervida. Dice Peter Senge que si ponemos una rana en agua hirviendo, inmediatamente intenta salir. Pero si la ponemos en agua a temperatura ambiente, digamos 21 grados, la rana no hace nada e incluso parece pasarlo bien. A medida que la temperatura aumenta, la rana está cada vez más aturdida y finalmente muere a pesar de que nada le impide salir del agua. ¿Por qué? Porque su aparato interno para detectar amenazas a la supervivencia está preparado para cambios repentinos en su medio pero no para cambios lentos y graduales.

Los cambios hay que prepararlos para que sucedan. Para aprender a entender los cambios lo primero en lo que tenemos que tener conciencia es que los cambios son un proceso en el que tienes que invertir tiempo, dinero, formación y crear otro tipo de cultura.

6.- La ilusión de que todos deben de aprender sobre la marcha. Ser autodidactas, cuando las organizaciones no los han presentado con las demás áreas, no los han introducido a la empresa y nunca se les explica cuáles son sus funciones y qué se espera de ellos en el departamento ni tampoco la parte tan importante a la que pertenecen en la cadena de valor de la Organización.

7.- El mito del equipo administrativo. Como ciertos actos convienen a su posición, las personas no ven cómo ellos afectan las demás posiciones, se preocupan por las apariencias, no analizan los problemas a fondo y como consecuencia, caemos en lo que llamamos “incompetencia calificada” equipos llenos de gente increíblemente apta para cerrarse al aprendizaje. Este proceso normalmente entra en la agenda obscura de las organizaciones porque pertenece al inconsciente de los dueños o directivos o a veces todos lo saben pero nunca se habla de ello.

Tu Coach Cristina Carranza

Foto superior de Tim Samuel en Pexels – ¡Gracias Tim!